Condenaron a 7 años de prisión a un joven por robar en grupo en Iriondo al 2400 y disparar hacia un policia

 Por Redacción Informa2





Condenaron a Lucas Smith de 20 años, a 7 años de prisión efectiva, tras ser coautor de un robo en grupo y portar un arma de fuego ilegal y disparar a un efectivo policial. El hecho ocurrió el año pasado en Iriondo al 2400 de Villa Gobernador Gálvez cuando el muchacho robó en grupo a un hombre cuando hacia fila en un local, a la victima la abordaron cinco delincuentes y la policia al tratar de evitar el robo comenzó una persecusión que finalizó en disparos y agresión fisica a  un uniformado.

Por este hecho, ayer se llevó a cabo la Audiencia en el Centro de Justicia Penal de Rosario donde el juez de Primera Instancia Dr. Facundo Becerra condenó a Smith  a 7 años de prisión efectiva.

El episodio
La fiscal de la Unidad de Flagrancia  a cargo Dr.  Andrea Vega expresó: “El día 31 de mayo de 2021 aproximadamente a las 13, en zona de calle Iriondo al 2400 de la localidad de Villa Gobernador Gálvez en momentos en que la víctima se encontraba haciendo la fila para ingresar a un local, es sorprendido por Smith y cuatro personas más, refiriéndose uno de ellos que se quede quieto al tiempo que lo apuntaban con dos armas de fuego". 

"Como consecuencia le sustrajeron su mochila la cual contenía dinero en efectivo, DNI, tarjeta de banco, celular y las llaves del auto entre otras cosas; al exigirle las llaves del vehículo la víctima comenzó a forcejear con uno de ellos arrojando las llaves a un cesto de basura, tras lo cual es golpeado por uno de los sujetos con el arma de fuego, ocasionando una herida cortante en su cabeza, quedando tendido en la calle mientras los mismos se dieron a la fuga”, relató la fiscalia.


Y continúo: “Posteriormente personal policial, anoticiado del hecho, los vieron circulando en vía pública y ante esto se dan a la fuga siendo perseguido Lucas Smith por uno de los oficiales alcanzando en un descampado a los pocos metros; allí el imputado extrajo un arma de fuego tipo pistola calibre 9 milimetros y efectúo un disparo hacia el cuerpo del efectivo sin lograr herirlo siendo repelida esta acción por el oficial quien apuntó su arma hacia el piso”.


“ Dicha persecución continuó hasta unos cañaverales donde el uniformado logró darle alcance cayendo ambos al piso. En la disputa Smith ocasionó la fractura del dedo medio del policía al doblarlo, logrando de esta manera escapar parcialmente de su agarre, luego el delincuente introdució el dedo pulgar en el ojo colocándose sobre la víctima, tras lo cual intenta quitarle el arma reglamentaria y al no lograrlo sacó el arma que llevaba consigo y apuntó hacia la cabeza del agente, y en ese momento una mujer le manifiesta que no dispare porque había chicos en el lugar”. informaron.

“ En esa situación se presentó como apoyo dos policias más, con lo cual el imputado vuelve a retirarse del lugar. A los pocos metros lograron los tres reducir al delincuente, secuestrando el arma de fuego utilizada en el hecho. Así también se le imputó haber portado sin la debida autorización legal un arma de fuego tipo pistola calibre 9x19 con cargador y 12 cartuchos intactos”, finalizó la fiscalia.