Todo listo para encender los arbolitos