Una fiesta de 300 personas terminó con escopetazos, un móvil de la policia apedreado y demorados



Una fiesta clandestina se produjo, anoche, en Bordabehere y Monte Caseros de Villa Gobernador Gálvez y contaba con cerca de 300 personas; expresó un vocero oficial.

Al lugar llegó un móvil de Comando Radioeléctrico, cuando pidieron hablar con el o la dueña/o de la vivienda, un grupo de personas comenzaron a tirar piedras y amedrentar a la policia, señalaron.

Es por esto que la policia respondió con balas AT de escopetas para dispersar y sin herir a personas, agregaron.

Una de las piedras terminó impactando en el vidrio del parabrisa y rompió el mismo.

Por este hecho se detuvo a 6 personas ( tres hombres y tres mujeres) mayores y menores de edad.

Fueron demorados y  trasladados a la Subcomisaria 26, puesto de disposición de la Fiscalia en turno.