Mataron a un hombre de al menos 12 disparos, en el cortejo funebre de su hermano, frente al Cementerio Municipal


Marcelo Procopp, de 42 años fue ultimado de varios disparos cuando se encontraba esperando la llegada del cuerpo de su hermano Alejandro Procopp -que fue asesinado el domingo en calle Edison al 800-  en el Cementerio Municipal "San Lorenzo" -Suipacha al 3000).

Según allegados a la victima, apareció una motocicleta -por el pasaje A- con dos encapuchados  y se dirigieron al grupo familiar que estaba esperando y comenzaron a disparar.

Los familiares empezaron a correr y Marcelo cruzó la calle cuando lo ejecutaron en el lugar con varios impactos de bala. Los motivos por el momento se desconocen y es materia de investigación.

En el lugar trabajaron Comando Radioélectrico, personal de Guardian Urbana (hubo corte de calle), Subcomisaria 26; a la espera de la Agencia de Investigaciones Criminal (AIC) y la Fiscalia de Homicidio Doloso.

Pasada las 12, el fiscalía de Homicidios Dr. Gastón Davila informó que fueron cuatro personas en total que protagonizaron el ataque, en dos motocicletas, dos se bajaron y efectuaron al menos 12 disparos contra Marcelo.

"En el ataque buscaron al hermano (Marcelo) de la persona que había fallecido el dia domingo, fueron a darle muerte. Le dispararon de corta distancia por lo menos 12 veces con municiones 9 milímetros provocándole la muerte", expresó

"Están las cámaras de la Municipalidad que rodean el Cementerio y se analizaran para dar con los autores del hecho", agregó.

El fiscal señaló que dos personas no estaban encapuchadas, el resto sí.

La victima recibió los disparos en el cráneo, tórax, espalda, entre otros impactos.

Consultado al fiscal qué rol cumplía Marcelo como testigo en la causa del hermano. Avila señaló que "no era testigo clave, porque no presenció el momento del ataque del domingo del hermano y si iba a ser entrevistado en esta semana, luego del proceso velatorio de su hermano, por la intima relación que mantenían como familiar".

Por otra parte, agregó que "ahora se dispondrá custodia para la familia, porque temen que sigan con otro miembro".

En cuanto a las líneas investigativas, el fiscal prefirió mantenerlas en reservas para avanzar en la causa, así como  no divulgar el video del ataque. "Tenemos que investigar por qué quisieron dar muerte a estos dos hermanos en dos días", expresó.