Los profesionales de la salud monotributista que trabajan en los Centros de Salud Municipal de Villa Gobernador Gálvez decidieron lanzar un paro que comenzó hoy lunes por tiempo indeterminado. Es un conflicto que viene desde hace cuatro meses porque los mas de 50 especialistas están pidiendo una mejora salarial y el pase a planta permanente.

 Desde Siprus el gremio que los nuclea lanzaron ayer un fuerte comunicado contra el intendente Alberto Ricci: "Decidió dejar sin salud pública a miles de ciudadanos y ciudadanas de la ciudad. Este lunes ante la acuciante situación que viven, las y los profesionales de la salud van a un paro por tiempo indeterminado en los efectores municipales. Habrá un acto a las 10.00 horas frente a la Municipalidad de dicha ciudad". 

“En el peor momento de la pandemia el ejecutivo deja librados a su suerte a pacientes que todos los días concurren a centros de salud municipales, o reciben seguimiento telefónico por estar aislados con COVID 19. Entre 200 y 300 pesos la hora paga la municipalidad al personal médico, de enfermería, de psicología, entre otros. Está claro que los funcionarios públicos no aceptarían cobrar lo que hoy perciben como salario quienes están en pandemia al frente de la atención de la salud”, expresa el comunicado.

Por ello, este lunes a las diez de la mañana, se realizará un acto en el que participarán no sólo otros gremios estatales sino también las y los pacientes. Para SIPRUS no se trata de un problema de recursos. 

"La población se va quedar sin salud porque el inetendente, al escaso aumento se niega a hacerlo efectivo a partir del mes de setiembre, y porque no acepta que en diciembre el aumento sea de 20 pesos más por hora de lo que quiere pagar (si así como se lee 435$ en ves de 412$!!) No es un problema de las arcas municipales (que están lejos de quedarse vacías). Es una cuestión de dignidad", apuntaron.