Luis Alfredo Tolares de 27 años recibió la pena, ayer a la mañana por videoconferencia, de 10 años y 6 meses de prisión por el delito de lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego, portación de armas de fuego de uso civil, abuso de armas y daño en concurso real; así fue resolución del juez de Primera Instancia Dr. Gustavo Pérez de Urrechu.

Estos delitos atribuidos fueron por el ataque a balazos a un joven, ocurrido el 13 de marzo de 2018, cuando aproximadamente a las 18.45 horas en calle Pavón y Artigas de barrio Mortelari, Torales junto a Gonzalo M (que ya fue condenado por este hecho) y dos personas iban en un automóvil, interceptaron a cuatro jóvenes que se encontraban en la vía pública y Torales desde la ventanilla disparó hacia el grupo de muchachos.

“Uno de los impactos ocasiono a una de las víctimas una herida en hemitórax derecho con orificio de entrada sin salida, seccionando parte de su médula y ocasionando una incapacidad permanente”, expresó el fiscal de la Unidad de Flagrancia Dr. Cesar Cabrera que imputó a Torales por este hecho y un ataque más.

El fiscal atribuyó también al imputado el segundo hecho ocurrido a la noche de ese día, aproximadamente a las 21 horas, Torales y otro joven a bordo del mismo vehículo dispararon contra el frente de la vivienda y una motocicleta Honda Titán propiedad del dueño de la casa de Pablo VI al 1100 de barrio Mortelari.

Ese día ambos atacantes fueron arrestados por la Policía en calle Caseros y Esperanza de la localidad.

Es por estos hechos, que ayer se llevó a la Audiencia, y se leyó -en un juicio abreviado- la sentencia a Ezequiel Torales de 27 años a la pena de 10 años y 6 meses de prisión efectiva.

Cabe recordar que este hecho su compañero, Gonzalo M., fue condenado el 13 de marzo de 2020 a la pena de 8 años de prisión efectiva, en calidad de co-autor.